Buscar este blog

lunes, 24 de mayo de 2010

¿Por qué es importante la inserción de la innovación en la vida?


¿QUÉ ES LA INNOVACIÓN?
¿QUÉ NOS PUEDE APORTAR PARA INDUCIR HACIA UN CAMBIO ACTITUDINAL?
¿LA INNOVACIÓN ÚNICAMENTE SE REFIERE A LA CREACIÓN O INVENCIÓN DE PRODUCTOS NOVEDOSOS PARA COMPETIR POR MERCADOS O PÚBLICOS META?...


Conozcamos un poco de lo que la Innovación implementada en nuestra vida diaria y en nuestro proyecto existencial, puede aportar:

Esta noche, dentro de los festejos del 27º aniversario de la Comunidad Morelos (institución educativa de niveles básico -Secundaria- y Medio Superior -Bachillerato-ubicada en la ciudad de Orizaba, Veracruz en México) tuvimos la oportunidad de presenciar una conferencia que considero, pudiera ser tomada (y asumida) como un punto de partida para comenzar a generar un cambio en la cultura del mexicano...
El mexicano niño, el mexicano joven, el mexicano adulto, en general.

EL DESPERTAR DEL QUINTO SENTIDO, es el título de esta conferencia la cual, es sustentada por un joven oriundo de esta ciudad, ejemplo mismo de la implementación en ése cambio de percepción de la vida y de la misión que, como individuos, tenemos por desarrollar cada una de las personas.
El nombre de este joven conferencista (o conferenciante, como les es dado ahora por nombrar) es EMIR HERNÁNDEZ CORREA; quizá no tuviese gran caso mencionar este suceso si no fuese por la gran receptividad que se logró en las casi300 personas que ahí nos encontrábamos.

El público, integrado en su mayoría por jóvenes estudiantes de los niveles Secundaria y Bachillerato, padres de familia ahí presentes, maestros y algunos exalumnos de la misma institución, acudió predispuesto -tal vez- a una pesada y aburrida plática (como muchas de las que creo, todos hemos alguna vez presenciado).

Sin embargo, Emir Hernández -de formación en Ingeniería Industrial- con su carisma y su acento (todavía) muy "norteño", por haber radicado en Monterrey, Nuevo León habiendo formado parte del GRUPO FEMSA en el Área de Innovación para las diferentes empresas del mismo grupo, poco a poco fue, de manera agradable y francamente imperceptible, captando la atención de todos los ahí presentes.

Entre risas y bromas, los jóvenes estudiantes (y todos quienes ahí se encontraban) conocieron lo que la INNOVACIÓN puede brindar -como posibilidad de inspiración, creación, desarrollo y materialización) no solamente al área de la industria en México (habiendo Emir compartido sus experiencias en FEMSA principalmente en la división empaque) sino hacia la VIDA MISMA, COMENZANDO CON ESTE DÍA (al que él llama: EL DÍA 10 a manera de paralelismo con el suceso de los jugadores uruguayos de rugby que se convirtieron en los sobrevivientes de los Andes) en el que cada persona, en el que cada ser, cada mente y cada corazón, decidirá qué hacer de nuevo, de diferente... de innovador y creativo tanto en su postura ante la vida, como en la manera de asumir y enfrentar los problemas, así como en la generación de un cambio actitudinal propositivo para la realización (materialización) de esa idea.

La motivación y la jocosidad (a la par de su pasión por transmitir el entusiasmo hacia la adopción de la innovación en nuestras vidas) de Emir Hernández, encontraron tierra fértil en las jóvenes y ávidas mentes de nuestros niños y muchachos.

Finalmente, entre aplausos ensordecedores y sonrisas nerviosas -anhelantes de estrechar la mano de aquél que hablara y mostrara qué tan fácil es perfilarse hacia un rumbo definido con la mentalidad de en realidad, hacer algo diferente para así contribuir a la mejora de uno mismo, de la famiia, del lugar de trabajo y entorno más próximo e incluso, de nuestro país y planeta- la conferencia terminó, dejándonos a todos, con la tan agradable y esperanzadora sensación de que es verdad:
Nuestro mundo tan complejizado y lleno de violencia; de crisis existenciales, económicas... socioculturales y de valores de todo tipo... aún tiene también gente comprometida y responsable social y culturalmente, deseosa de dejar huella a su paso con acciones positivas, gente buena y valiosa que concretamente, trata de sembrar en los niños y jóvenes el pensamiento y el sentimiento de que las cosas se pueden mejorar ¡ y se deben mejorar! Para poder así, cambiar ya no solamente en lo individual, sino en lo cultural como sociedad, como país... rompiendo esquemas de antaño, atavismos e intereses, como un todo que no puede ni debe conformarse con las cosas que suceden porque no hay otra opción y porque eso nadie lo puede cambiar.

Fue una maravillosa experiencia que ojalá, los niños y jóvenes no solamente de México, sino de cualesquiera otro lugar en la geopolítica de nuestros días, pudiera tener la oportunidad de vivenciar y experimentar.

Gracias Emir, por haber dejado sembrado en nuestros niños y muchachos, el valor de la fé en uno mismo, el valor de creer en el potencial de todos los individuos como seres humanos maravillosos y llenos de bondades y habilidades por desarrollar y explotar...

Por haber hecho nacer en sus corazones, el sentido de la lucha por crecer, por asumir con compromiso y responsabilidad nuestro paso por esta tierra... por ser no solamente alguien en la vida, sino por todos ser personas absolutamente especiales y diferentes que no únicamente se formen académicamente para ser líderes... sino que también marquen la diferencia en la vida de los demás, al través de su bohonomía y sus cualidades humanas creando e innovando para así, todos poder aspirar -algún día no muy lejano- a vivir en un mundo mucho mejor.
Publicar un comentario