Buscar este blog

jueves, 28 de octubre de 2010

Al acecho...




Fotografía:
GOOGLE IMÁGENES



Y de repente...
salió de la nada;
corrió ágil y velozmente
sin dejar respirar a su presa.


Con un rápido movimiento
la inutilizó sin permitir ni un pestañeo;
la presa... víctima de su propia sorpresa
y del pánico que invadió su ser,
inútilmente gemía con desesperación.

La mirada fría...
Dura...
Acerada y calculadora
del ágil y voraz cazador,
se clavó en su rostro demudado
y horrorizado.


El final había llegado...
y con habilidad más que vertiginosa,
clavó con saña sus letales instrumentos
de muerte y de olvido.

La presa quedó ahí...
sola y abandonada,
en un sanguinolento marco.

E intempestivamente...
a la vuelta de la esquina,
un hombre satisfecho,
silbando sonrió a una chica que pasaba.


Había cumplido su misión,
atacando sin piedad...
y esperando calculadoramente,
al acecho de una víctima más.
Publicar un comentario