Buscar este blog

martes, 12 de octubre de 2010

CAMINATA OTOÑAL...





 
Le vieux villé, en Québec
(Canadá)
PEDRO ARELLANO BUSTOS



Caminando...
La tarde se presentaba sin mayor fortuna;
todo seguía transcurriendo de igual forma que ayer,
de la misma manera que antier y como seguramente sería igual mañana.

Las hojas que suavemente caían, así, como mecidas por el viento,
indicaban vientos nuevos -tal vez- en la vida presente.
Abriendo el paraguas para evitar que quizá,
cayese algo más que hojas de los árboles,
siguiendo sus pasos, la señora de edad avanzada
iba sola, pero acompañada por sus pensamientos.

¿Quién puede saber...?
La vida seguirá transcurriendo y tal vez...
tal vez... llegara a haber algo nuevo en ella.
Miró al cielo haciendo a un lado el paraguas.
Respiró vehementemente cerrando los ojos...

Y sonriendo miró hacia el horizonte;
un bello horizonte con tapetes color naraja y verde seco...
y afable, continuó su infatigable camino,
hasta la presencia del atardecer.

Publicar un comentario