Buscar este blog

miércoles, 10 de noviembre de 2010

AMANECE SOBRE LA CIUDAD...



AMANECE SOBRE LA CIUDAD...
(Fotografía de Saúl Landell)


¿Y si al caer la noche,
mis manos tan cansadas
no te pueden retener?...


¿Y si para cuando llegues a ellas,
el refugio anhelado quizá
(y sin desearse así)
se haya vuelto subterfugio?


Antes de que todos despierten
incluso la misma ciudad,
primero he de despertar
al cristalino corazón,
para que esté listo y amoroso
esperando tu tan anunciada llegada.
Publicar un comentario