Buscar este blog

domingo, 12 de diciembre de 2010

DUNAS...

DUNES
Fotografía de Anand Mulky


Cada vigoroso amanecer
era la misma circunstancia:
únicamente mirar hacia el horizonte
donde lo más que podía captar mi mirada,
era la rojiza tierra de esas hermosas dunas.

Tenía años ya, viendo el mismo lugar;
el paisaje para mí, aunque del todo conocido,
día con día presentaba un nuevo caríz
ya fuese en su múltiple colorido cálido
o quizá, en las sensaciones que al verlo, me provocaba.

Mi nueva vida, siempre viendo las dunas,
reflejaba parte de mi espíritu indómito...
aquél que pensaron mis padres,
desaparecería al contacto con la vida real en el desierto.

Pero no.
Mi vida real es ésta... precisamente en el desierto.
Buscando afanosamente el por qué de mi vocación
como antropóloga pero más bien,
como intérprete y puente humano,
entre mi cultura y la de la gente del desierto.

Y mi vida, ya no sería más vida...
si no pudiera despertar
todos y cada uno de los maravillosos días
que me resten por vivir,
admirando la magnificencia
de este hermoso y candente desierto,
poblado de múltiples y cálidas dunas.
Publicar un comentario