Buscar este blog

lunes, 17 de enero de 2011

UNA VIEJA CANCIÓN....




VECCHIE CANZONI
(Fotografía: Alexandre Hideki)




El disco giraba y giraba.
Una vieja canción sonaba sin parar.
La aguja recorría incansablemente los surcos
del olvidado disco de acetato.

Los recuerdos imparables parecían surgir
de cada una de las armoniosas notas 
que lograban la melodiosa canción 
que en ese instante se escuchaba.

El hombre, cuyo serio y triste semblante
ya mostraba el inminente paso de la edad,
tomó un álbum de fotografías
mismas que, por la humedad, comenzaban a borrarse.

Un rostro sonriente, se apreciaba en una de las imágenes.
La juvenil mirada llena de brillo
hacía un todo bello en ese rostro dulce
del amor de juventud en ella contenida.

"¿Por qué no pudo ser?..."
-Se reprochaba una y otra y otra vez,
el hombre de mediana edad,
pero con corazón lleno de jubiloso ímpetu.

"¿Por qué no fuí capaz de cuidarte?...
¿De luchar por tu amor?
¿De darte mi vida entera tal y como tú
soñabas y me pedías que lo hiciera?..."

Los años pasaron y tras ése, su único y  verdadero amor,
el deseo por compartir su soledad
y tener algo que se llama familia,
cubrieron (superficialmente) ese vacío.

Y ahora, al escuchar nuevamente
aquellas estrofas tan sentidas y llenas de añoranza,
los recuerdos de aquél su gran amor eterno,
(ése que se vive solamente una vez en toda la vida)
se agolpaban cruel y dolorosamente en su pecho.

Ésa vieja canción, llevaba consigo todo el cúmulo
de sueños y anhelos jamás vividos.

Y tristemente, tras un hondo suspiro,
el hombre prefirió cerrar el álbum al mismo tiempo 
en que apagaba el aparato de sonido.
Con el silencio atroz llegaba el doloroso adiós a sus recuerdos.




Publicar un comentario