Buscar este blog

domingo, 27 de febrero de 2011

COLIN FIRTH...

COLIN FIRTH
(Fotografía: Google Imágenes)




Esta noche, cuando en casa veíamos la premiación de las famosas estatuillas conocidas por todos como PREMIOS OSCAR (o en el habla hispana como PREMIOS ÓSCARES o los ÓSCARES) y al nombrar al ganador del PREMIO OSCAR DE LA ACADEMIA HOLLYWOODENSE al actor británico Colin Firth, mis hijos y yo nos alegramos como si fuera alguien de nuestra familia o un amigo muy cercano.

Es curioso.

Cuestiones así suelen suceder con gente que lo más probable, es que jamás lleguemos a conocer ni siquiera de lejos; sin embargo, la alegría que esta noticia nos daba, es que este actor tiene un denominador común con nosotros: dos películas (aunque con los niños he visto otras más de él, como NANNY McPHEE -La niñera mágica- y últimamente, MAMMA MÍA y yo, otras tantas aún que como niños, mis hijos no podían ver).

De ésas dos películas que les comento, una es la tan conocida "EL DIARIO DE BRIDGET JONES" con su personaje tan flemático (como buen inglés, por supuesto) de Mark Darcy -espero lo recuerden con su tan comentado suéter de reno que le había tejido su mamá en la trama- y también otra más, totalmente acorde a un cine más familiar y color de rosa: LO QUE TODA CHICA QUIERE (o como le pusieron en otros países de habla hispana, UN SUEÑO PARA ELLA con Amanda Bynes y Kelly Preston en los roles principales) donde interpreta a un político inglés con un brillante futuro al cual se le presenta sin más, una hija adolescente nacida en los Estados Unidos.

Y bueno, es precisamente de esta última película que, mis hijos y yo, tenemos como vínculo especial con este gran actor, tan flemático como sus múltiples personajes; ¿el por qué? Quizá porque encierra el anhelo de muchos niños y adolescentes de aventura y más aún, porque tal vez como sucede mucho en la actualidad, el deseo desde el fondo del corazón de saber los orígenes de la persona y más, tratándose de un personaje vital para todo pequeño ser, como un padre o una madre.

En fin.
Solamente deseaba compartir nuestra alegría hoy, al premiar a COLIN FIRTH con el Oscar, por ése vínculo extraño que como aficionados al cine tenemos con él (sin ser muy exigentes, no por demeritar su gran calidad histriónica, sino más bien, para tratar de presentar un lado humano que todos desearíamos compartir con un actor de nuestro gusto o predilección) mismo que mis hijos y yo establecimos por simpatía con este hombre hoy tan justamente celebrado y reconocido por su gran capacidad de actuación y personificación.

¡FELICIDADES, COLIN FIRTH
 POR TU PRIMER PREMIO DE LA ACADEMIA 2011!



Publicar un comentario