Buscar este blog

miércoles, 16 de febrero de 2011

COMO LAS GAVIOTAS EN EL CIELO...

Playa de Veracruz
(Galería fotográfica de Issa Arellano)

Era un día común en aquella playa del puerto;
la gente que caminaba por el lugar despreocupada
veía el cielo un tanto gris y extraño.
¿Sería que tal vez, más tarde llovería?...

¡Cómo poder saberlo...!
Y sin embargo, muchos niños jugueteaban corriendo
sobre la arena de esa playa tan visitada como hermosa
donde soñar y reir, se hacían una sola cosa realmente.

Y precisamente, de entre todas las personas
ahí tan alegremente reunidas,
destacaba la presencia de un pequeño niño...
el que no jugaba con todos los demás chicos
(como quizá sería lógico pensar).

Este chiquillo de no muchos años,
se divertía a su forma y a su modo:
fijamente veía en el enorme y azul cielo
un sinnúmero de hermosas gaviotas volando alegremente.

Con toda la algarabía que su inocencia le brindaba,
su gran diversión no era otra cosa más que observarlas
volar a diferentes alturas,
sobre las inmensas olas del mar.

Cuando sentía el pequeño que las bellas gaviotas
se acercaban mucho a él, les silbaba y les hablaba
quedito... como para que no se espantaran con su presencia
y volando alto y rápido, huyeran velozmente.

Así que ese día... todo era distinto:
el ambiente como de lluvia que se presentía
se hacía aún mucho más bello y extraño,
ante la maravillosa escena de ese pequeño niño
observando y silbando a un nutrido grupo de gaviotas
que parecían sentirse a gusto con el sonido de su llamado
y ante su inocente y alegre presencia...
el que sencillamente pensaba para sus adentros:
"quisiera volar y volar tan alto...
como las gaviotas en el cielo".
Publicar un comentario