Buscar este blog

miércoles, 16 de marzo de 2011

¡INICIA LA CUMBRE TAJÍN 2011!

video




Como cada año, en la ciudad de Papantla (en el estado de Veracruz ¡mi estado!), se realizará a partir de mañana 17 de marzo LA CUMBRE TAJÍN 2011 denominada en esta versión anual como EL FESTIVAL DE LA IDENTIDAD, donde la cultura, las tradiciones prehispánicas, la música, el folklor y nuestras raíces indígenas se hacen presentes en unión a todos los demás expositores de muchas partes del mundo entero.

La CUMBRE TAJÍN se realizó por vez primera hace 12 años y desde entonces esta zona del norte del estado se llena de visitantes deseosos y anhelantes de experimentar la sensación de convivir con tradiciones mexicanas principalemente de la cultura totonaca, que es la que prevalecía en esa región durante el México Prehispánico.

La región del Totonacapan comprende entre otros lugares, la zona arqueológica de Tajín con su maravilloso centro ceremonial que ha sido considerado como Patrimonio Cultural del Mundo; de hecho, en esencia la razón de celebrar LA CUMBRE TAJÍN era precisamente tomar como fecha de inicio aquélla en la que se realiza el famoso equinoccio de primavera al centro ceremonial del Tajín que de por sí, era muy visitado por turistas extranjeros y nacionales.

De la página del gobierno del estado, retomo la siguiente información para todos:

"El Tajín es una zona arqueológica precolombina cerca de la ciudad de Papantla. La ciudad de Tajín fue la capital del estado Totonaca. Tajín significa Ciudad o Lugar del trueno en el Lenguaje Totonaca. Se piensa que Tajín también fue el nombre de algún dios totonaca.
Esta ciudadela prehispánica designada así por la UNESCO en su declaratoria de Patrimonio Mundial, es un espacio humano, matizado por al carácter de la gente que lo habita y a él llega.


Un lugar donde comulgan la naturaleza; la belleza y la cultura, dando paso de esta manera a un paisaje universal. La zona arqueológica constituye uno de los centros políticos y religiosos más importantes del mundo prehispánico, entre sus principales atributos está su ubicación estratégica que hizo que fuera una de las rutas más importantes de comercio entre el Golfo de México y la región central del país.
El Tajín es también una síntesis armoniosa entre el espacio y la arquitectura. Su carácter multifacético tiene una buena expresión en su patrón urbano, conjugando al mismo tiempo diferentes monumentos y manteniendo espacios que reflejan la cosmogonía de los habitantes de esta gran cultura. El Tajín ha sobrevivido como un destacado ejemplo de la grandeza y la importancia de las culturas prehispánicas de México.
Constituido por una serie de plazas públicas y pirámides ricamente ornamentadas, resultado de varios años de crecimiento y modificaciones del espacio abierto. La pirámide de los Nichos es una expresión excepcional de la arquitectura, mismo modelo que también se emplea en otras estructuras de menor tamaño, ofreciendo en su conjunto un panorama conmovedor.

Fuente: Instituto Nacional de Antropología e Historia

Nota Histórica:
Situado al norte del estado de Veracruz, El Tajín se encontraba en su apogeo en los tempranos siglos IX al XIII. Se convirtió en el más importante centro en el noreste de Mesoamérica tras la caída del Imperio de Teotihuacan. Su influencia cultural se extendió a lo largo de todo el Golfo y penetró en la región maya y en las mesetas centrales de México. Su arquitectura, única en Mesoamérica, se caracteriza por la elaboración de relieves tallados en columnas y friso. La Pirámide de los Nichos, una obra maestra de la antigua arquitectura de América y de México, revela el significado simbólico y astronómico de los edificios, es el símbolo principal pues alberga 365 nichos de acuerdo al año solar."


Así que ya saben, PAPANTLA y la Cumbre Tajín son una excelente opción para entrar en contacto con la cultura y la raíces indígenas de la tierra del totonacapan.

¡VISITA PAPANTLA Y
SU CUMBRE TAJÍN 2011!




Del 17 al 21 de marzo en Papantla, Veracruz.






Información tomada de la página de gobierno del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave:
Publicar un comentario