Buscar este blog

jueves, 10 de marzo de 2011

La imagen en el espejo...


ESPEJOS
(Fotografía: Issa Arellano)


Volteo a mi alrededor;
por las distintas partes de esa inmensa pared
mi imagen me persigue sin piedad y sin dejar
ningún resquicio de tranquilidad para mí.

La imagen en el espejo no miente;
veo a una persona cansada -a ratos-
y veo a otra persona con impulso de seguir adelante
a pesar de todos los obstáculos y problemas que se presenten.

Sin embargo, me desconcierta el ver tantas imágenes de mí.

Distintas formas; distintos tamaños...
distintas expresiones y maneras de demostrar
estados de ánimo o sensaciones que me invaden
según sea la circunstancia del momento.

Distintas maneras de percibir el mundo
y diversas formas de aprender de él...
Todo eso veo en los numerosos espejos
que cuelgan de esta añosa pared llena de moho y humedad.

Respiro profundamente...
Inhalo en cada bocanada de aire, también trozos
de vida y de recuerdos que se impregnan
con cada añoranza que ahora me acompañan.

La imagen en el espejo, tal vez, sea siempre diferente;
mas... de súbito comprendo que lo que jamás cambiará
será la esencia que da vida a ese rostro de mil horas,
a esa faz que ahora, me significa y representa.

Yo lo sé... en verdad que lo sé:
las mil y un imágenes en los espejos
reflejan algo de mí; algo de mi tan entrañable soledad
pero también mucho de mis sueños y de mis anhelos.

Todos ellos son uno mismo...
Y en ése uno, también está mi unicidad...
mi cuidada esencia...
mi etérea espiritualidad.

Publicar un comentario