Buscar este blog

jueves, 21 de abril de 2011

UN GESTE DE VOUS...


UN GESTE DE VOUS
("Le roi soleil"
Warner Music, 2005)

Es bien sabido por quienes me conocen -tan sólo un poco-, de mi afanoso gusto por la música.

Sí.
Música y más música de diferentes géneros y partes del mundo.

Y en este caso, este video que ahora comparto con todos, es el video oficial de una de las canciones que más me gusta de un fabuloso musical que en el año 2005, se produjera en Francia y para el resto del mundo: "LE ROI SOLEIL" ("EL REY SOL").

Me fascina la conjugación de las guitarras con el sonido de las voces de sus intérpretes; de hecho, también en la red logré conseguir algunos de los videos de los actos (con sus respectivas canciones) en que está conformado este musical. Sin embargo, solamente en esta ocasión, les dejo una probadita (como decimos en México) de este género musical que me gusta tanto y tanto...

Hablando ya concretamente de este musical, tengo entendido que hace años (recién se hubiese estrenado en Francia) se presentó -o se iba a presentar, realmente lo ignoro- aquí en México en la Ciudad de Monterrey, Nuevo León; sin embargo, desconozco si se llevó al cabo o si hicieron alguna gira por algunas de las ciudades más importantes de la república, como suele suceder con los espectáculos o conciertos de corte internacional que se logran presentar en mi país.

Mas, espero disfruten de la canción con su letra tan lleno de amorosa declaración... donde independientemente del contexto real e histórico del reinado de Luis XIV ("El rey Sol") que nada tiene que ver con lo que trata la historia que narra la canción, ésta habla de lo que vemos -o desearíamos ver o percibir- en un sólo gesto de la persona amada... y eso es lo que me gusta de esta melodía: la armoniosa forma de hacer saber lo que se espera con tan sólo poder advertir un gesto o mohín de interés en ése otro que tanto que se adora y se desea cautivar para así, adentrarse en su amoroso corazón por siempre.

Otra de las cosas que disfruto mucho (y no nada más en esta canción que tanto me gusta) es el escuchar la fluidez y sonoridad del idioma francés. De hecho, me encanta pronunciarlo con esa guturalidad que le confiere sensualidad, ritmo, dulzura y ese aire de romanticismo infinito e inherente a esta lengua romance... donde, de entre todas las que derivan del latín vulgar (como el español, el portugués, italiano, catalán y muchas otras tantas), el francés -para mi muy particular gusto- es la más suave, sonora y dulce de todas.  
Así que cada vez que trato de cantar esta canción, con mi francés no tan pulido pero sí muy cuidado, espero corresponder a la romántica intención con que esta lengua romance (o neolatina, como bien se la ha dado en llamar también) comunica.
En fin.

Por todo ello, es que mucho disfruto de esta melodía:
La música, la letra; la exquisita y rítmica pronunciación de los vocablos franceses... las voces raspositas, no lo sé...
Todas esas cuestiones extrañas pero maravillosas (finalmente) del mundo en que vivimos, no importando la época ni los lugares, puesto que para los asuntos de la vida y del amor... los seres humanos nos pintamos solos.

Ojalá disfruten de este musical (fragmento) y su consabida interpretación que sinceramente... ¡me encanta!
Y si tienen la oportunidad de comprar el disco compacto... ¡se los recomiendo ampliamente! Porque yo lo tengo gracias a que mi querido hermano, quien en cuanto lo vió supo que era un CD con música entrañable que yo cuidaría y valoraría eternamente.
Publicar un comentario