Buscar este blog

viernes, 8 de abril de 2011

VIBRANTE...




HIGH CONTRAST
(Fotografía: SEMMI)






Todos los días pasaba por ahí;
me agradaba (en mucho) poder advertir
los vibrantes colores en contraste de la puerta azul
con ése maravilloso fondo rojo.

No sé qué era lo que más me gustaba:
si la fusión de ambos colores
o la manera en que se apreciaban los dos juntos...
diferentes y hermosos, pero juntos e indivisibles.

Muchas veces, he pensado que las personas
(las personas en general, sinceramente)
somos así: totalmente contrastantes,
pero a la vez, indivisiblemente complementarias.

En mi vida he podido percartarme de ello
al través de la interacción con gente diversa
a lo largo del tiempo y del espacio,
pero principalmente, a partir de compartir espacios de vida
y espacios en el corazón.

Me considero una persona así...
como esa puerta
con el hermoso fondo rojo:
contrastante y equilibrada
en mis correspondientes
partes complementarias.

Y sí...
la vida es así.
Y sí...
Las personas somos así.

Por lo tanto,
seguiré disfrutando de la increíble vista
de esa hermosa puerta con promesas de vida contrastantes
fondeada por un marco de experiencias
que acumulan
historias y vivencias,
todas llenas de vibrante emoción eterna...







Publicar un comentario