Buscar este blog

miércoles, 15 de junio de 2011

LAS ÚLTIMAS HOJAS...



Oh! Autumn!!! Last leaves?
Fotografía: Galería de ALGO (Alex)


Las últimas hojas estaban ahí.


Eran bellas aunque ciertamente algo melancólicas;
¿unas hojas pueden ser melancólicas?...
A decir verdad, es solamente una forma poética
(si es permitido utilizar ese término)
de hacer saber una cierta connotación de soledad
en la construcción del cuadro visual mismo.


En fin...


Decía que las hojas eran bellas. 
Y sí que lo eran.


No sé por qué, pero me fascinan este tipo de imágenes.


Me agrada las sensación de belleza en solitario.
¿De madura belleza?...
Quizá, es muy probable que también algo de ello sea;
sin embargo, la posibilidad de encontrar siempre,
algo más allá de lo que a simple vista se puede observar
o percibir, también es uno de mis más profundos afanes.


Cuando algo capta nuestra atención
es porque, verdaderamente (y sin temor a equivocarme)
encontramos un poquito de nosotros mismos
en lo que estamos admirando o simplemente, observando.


Las últimas hojas pueden tener,
para cualesquiera de nosotros...
un sinnúmero de significados:
decadencia,
oportunidad...
nostalgia.


Esperanza...
hálito de vida
o hasta el preámbulo de lo definitorio.


No lo sé.


Ya cada quién
muy probablemente
y a su muy particular y sensible percepción,
hará su propia asignación de simbolismo y representatividad
en lo que unas últimas y casi secas hojas le significan.


Para mí...
lo único que puedo ahora concretamente decir,
estas hermosas y amarillentas hojas,
infieren un vínculo ineludible con la metáfora de la vida.
La vida misma que,
con la fragilidad de las hojas secas...
puede estar a punto de concluir para dar paso,
una vez más, al círculo propiamente de la maravillosa existencia.
Publicar un comentario