Buscar este blog

sábado, 9 de julio de 2011

SÍ ERAS DE AQUÍ Y SIEMPRE SERÁS TAMBIÉN DE ALLÁ, MENSAJERO DE LA PAZ: ¡HASTA SIEMPRE, FACUNDO!



Es sábado por la mañana; estoy con mi cuñada viendo la televisión y hablando de la violencia creciente que durante los últimos meses y semanas, se ha recrudecido no tan sólo en México, sino en diversas partes del mundo nuestro.

Un corte comercial del noticiero, que aprovechamos para comentar otras tantas cosas intrascendentes.

Retornan las noticias y de repente lo escucho yo sola, porque ella se fué durante unos minutos:
¡No lo podía creer!

El lector de noticias lo menciona como una de las notas más de la creciente violencia de la noche de anoche y el transcurso de la madrugada de este día... Facundo Cabral, el incomparable poeta de lo urbano y sentimental denunciante de la problemática social de su entorno, está muerto; lo asesinaron en Guatemala...

Sinceramente, un estupor me recorrió por completo; regresó mi cuñada y le comenté azorada que ¡habían matado a Facundo Cabral! Mi papá baja la escalera y a manera de un triste y desconcertante "buenos días, pá", lo recibo con la fatal noticia.

Su rostro se desencajó y se descompuso unos instantes; rápidamente recobró su aplomo habitual y me preguntó cómo había sucedido a lo que contesté: "...no lo sé, únicamente dijeron que lo asesinaron en Guatemala, pá...".

-Fin de la crónica-.

No estoy exagerando; así como en otras ocasiones he comentado que gran parte de mis vivencias con música de antaño se debió a mi felíz niñez donde mis papás hicieron que mis hermanos y yo, aprehendiésemos que toda venia musical era necesaria y vital, también FACUNDO CABRAL formó parte de ese enorme acervo musical.

Con su famosísimo "...No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser felíz es mi color de identidad...", en casa, FACUNDO CABRAL también era parte del menú del real cotidiano junto con Alberto Cortez, Joan Manuel Serrat, "Los folkloristas", Violeta Parra, "Les Luthiers", "Los Calchakis", María Dolores Pradera, Chabuca Granda, Nacha Guevara y un sinnúmero de cantautores e intérpretes más.

Es por ello que, independientemente de lo que arrojen ahora (y después) las "líneas de investigación" y toda clase de especulaciones... tengo una sensación terrible y que sacude todo mi ser y que lacera mi alma el que un eterno y benditamente enamorado como Facundo Cabral, haya tenido una muerte así... tan artera.


22 de mayo de 1937, La Plata, Argentina
9 de julio de 2011, Guatemala
Publicar un comentario