Buscar este blog

Cargando...

sábado, 20 de agosto de 2011

¡NARANJAS... NARANJAS DE JUGO, NARANJAS DE MARTÍNEZ DE LA TORRE!...


NARANJAS
(Fotografía: GOOGLE IMÁGENES)


En estos últimos días en que estuve bastante enferma debido a una infección en vías respiratorias y que posteriormente se complicó con bronquios y todo eso, no tienen idea de ¡qué antojo de un delicioso jugo de naranja!

De hecho, aunque ya no es temporada, realmente el consumo de la naranja es mucho y aún se pueden encontrar, claro, ya no con ese delicioso sabor y jugo tan dulce y lleno de exquisita esencia cítrica.

Recuerdo mucho que, desde niña, una frase (y que dá nombre a este pequeño escrito)  que me encanta escuchar a los vendedores de naranja que, en sus carros particulares o camionetas de batea (las que se usan para el trabajo), pasaban por las calles de aquí -es decir, de Orizaba, aunque segura estoy de que también por las calles de muchísimas más ciudades, poblados, rancherías y demás latitudes del estado y de otras partes de México- es la de:

"¡NARANJAS...!
¡NARANJAS DE JUGO...!
¡NARANJAS DULCES DE MARTÍNEZ DE LA TORRE!..."...



Fotografía: GOOGLE IMÁGENES


Y ésa forma tan especial de anunciar que iban de calle en calle ofreciendo deliciosas naranjas provenientes de la zona norte de mi estado (Veracruz) donde realmente sí hay excelentes agricultores no nada más de exquisitas naranjas, sino de limones, mandarina, plátano y muchas muchas cosas más, era lo que nos emocionaba, porque ya sabíamos que si compraba mi mamá (en el caso de cuando éramos pequeños) "NARANJA DE MARTÍNEZ" es porque era garantía de que estaban riquísimas y super jugosas. ¡Qué delicia!

Este recuerdo que ahora comparto con todos ustedes es para mí, maravilloso. En verdad.
No hace mucho tiempo, platicando con un muy querido amigo, también procedente de aquélla hermosa región de la Costa Esmeralda (donde se ubica precisamente el camino hacia la Martínez de la Torre y sus extensas zonas de siembra y cosecha, la ciudad de donde surge toda esta cuestión de las famosas "naranjas de Martínez"), se reía porque cuando hablábamos de los deliciosos jugos de naranja (él viviendo fuera de México y con un antojo impresionante por disfrutar un jugo natural y no de cajita o lata ¡y más siendo de esa bellísima zona... seguramente extrañaba impresionantemente eso!), le comentaba que aún en estos días, pasaban camionetas o carros con su bocina en la parte superior anunciando sus famosas naranjas jugositas y dulces.


Fotografía: GOOGLE IMÁGENES


Entonces, ya saben:

Si algún día estando en México y más aún, en el estado de Veracruz, escuchan la voz de un señor (por lo regular siempre son señores los que anuncian) diciendo:

"¡Naranjas... naranjas de jugo, naranjas de Martínez de la Torre!"...

No lo duden, en verdad, porque casi estoy segura de que si las compran, tendrán en sus manos (y posteriormente en su paladar) unas exquisitas y muy dulces naranjas recién cosechadas y llegadas de aquélla hermosa zona norte de mi querido Veracruz.

Ahhhh, por cierto:
Sé que también en Martínez hay varias empresas que no únicamente la cosechan y la distribuyen al interior del estado o país, sino que orgullosamente, exportan y en cantidades impresionantes a diversas partes del mundo... ¡qué maravilla!


Fotografía: GOOGLE IMÁGENES


Así que si, desean saber más acerca de la producción de la naranja, de las empresas productoras, empacadoras y jugueras que exitosamente siendo veracruzanas (y otras más) exportan nuestras deliciosas naranjas de Martíneza nivel global, pueden pulsar cualesquiera de los siguientes vínculos:





Publicar un comentario en la entrada