Buscar este blog

domingo, 6 de noviembre de 2011

IN TIME ("EL PRECIO DEL MAÑANA" CON JUSTIN TIMBERLAKE Y AMANDA SEYFRIED)...








"IN TIME"
(Póster oficial de la película. 2011)



¿CUÁNTO VALE EL TIEMPO?...



"El precio del mañana", es el nombre con el que la película "IN TIME" ha sido dada a conocer en toda Latinoamérica.

Fuí a verla y debo decir que me agradó la forma en que se maneja el hilo conductor de la historia; una trama futurista donde al haber agotado ya todos los temas habidos y por haber, ahora surge una nueva manera de "controlar" a la población con algo más valioso incluso, que el mismo dinero: el tiempo de va de las personas.

Lo realmente curioso del caso es lo que siempre suele suceder -aunque he de decir que no tan sorprendentemente, puesto que casi siempre pasa:  la historia de amor entre los protagonistas, jóvenes de dos mundos distintos y con diferentes circunstancias de vida que hacen que su propia perspectiva de la misma, sea totalmente diferente y por ende contrastante y absurda entre ambos.

No tiene ningún caso que les cuente la historia... para eso hay que ir al cine a pasar un buen rato con una película de acción y una trama predecible en la que, afortunadamente, también se habla mucho de la paradoja del tiempo, su valor real, su valor relativo y el valor de las personas, lo cual podemos evidenciar perfectamente en una de las secuencias donde uno de los antagonistas le dice a Will Salas (Justin Timberlake), cuando se dá cuenta de que la belleza de la chica a su lado -en la mesa del póker, en el casino- lo ha dejado sumamente impresionado: "la pregunta es: ella será mi madre, mi hermana o mi hija... donde la respuesta que no quisieras es de que es mi esposa, ¿verdad?" y a lo que quizá la conclusión única para todos en el filme sería:  "¿cuánto vale el tiempo en sí mismo?"...

Me gusta mucho advertir que en las películas se entremezclen los valores preconcebidos o no, en las historias y tramas por desarrollar.

De eso se trata todo esto:
De que utilizando los medios que los niños y los jóvenes prefieren para divertirse o para pasar un rato de ocio o entretenimiento, también sin que se den cuenta, se les induzca a siempre tratar de que la ética sea la norma que rija su actitud ante la vida.

Ojalá que si la ven, se asuma como una historia de ficción con una premisa no tan lejana ni tan absurda, porque día a día, todo se desvaloriza... incluída la vida misma del hombre regido por intereses y cada vez menos, por sus valores y su ética y moral.






Publicar un comentario