Buscar este blog

martes, 29 de noviembre de 2011

RED AND PINK...



Red and Pink 
(Fotografía de NZ #1)



 
Red and Pink...
(en otras palabras pasión y ternura;
tal y como mi mamá me describe a mí:
a la atolondrada Adela...
adolescente de mil sueños y de mil planes y proyectos).

Pues sí.
Ésa soy yo.

Como toda chica de mi edad
-porque me fastidia que en la casa y la escuela
me sigan diciendo "niña"-
a mis 14 años, tengo ya bastante cosas vistas y hechas...
¡porque ya estoy grande...  soy una adolescente!

Claro, no soy una mujer de mundo,
como suelen decir las muchachas ya mayores...
ésas como mi vecina Patty,
quien se da cada agarrón con su novio en turno,
¡que de veras!
¡Ya ni la hace!
Hasta pena ajena me da a mí
y cada vez que salgo con mis hermanitos
¡mejor o nos pasamos de calle
o de plano les tapo los ojos!

¡No inventes...!

Es que hay de cosas a cosas
y claro que, aunque yo no he tenido novio
(y aclaro: no porque no tenga con quién,
sino porque todavía o quiero. Punto final)...
pues perfectamente sé qué cosas sí se pueden o no hacer;
aunque me rechoca que mi mamá siempre
me esté con la cantaleta de
"Ade... es que una niña educada no hace eso"
o "Ade, nunca dejes que te estén abrazando así..."
o "no permitas que te traten mal o te falten al respeto,
porque si alguien te lo falta,
me dolería mucho que fuera porque tú estás dando pié a eso, Ade"...
pues, la verdad es que tiene razón.

También la orientadora en mi escuela
se la pasa hablándonos de eso:
que si no es momento...
que si estamos chicas o que los chamacos son bien abusivos,
pero yo sé que aunque me caiga super mal
que a cada rato nos lo digan,
pues tienen toda la razón.

¡Y que si no la tienen...!

Ya otra compañera del otro grupo
dejó de ir a la escuela;
escuincla tonta (como dice mi tía Clarita)
pues es que ya pasó lo que tenía que pasar
y ni modo: a hacerse cargo ahora como adulta
porque quiso actuar como grande
y ya qué, tendrá ahora que tener obligaciones
de gente grande.

Yo la verdad creo que en los tiempos actuales
nos falta mucho a los adolescentes por entender
pero principalmente por aprender.

Tengo compañeras y amigas
que como les caen mal sus mamás
(porque quieren aconsejarles como lo hace la mía)
actúan sin pensar y no se dan cuenta de que al final,
quienes terminan pagando los platos rotos, son ellas.

Y eso es triste.

En la escuela nos hablan de todo eso
y procuran darnos consejos,
pero como ahora hay tantas cosas en la tele,
en las películas y en internet ¡te lo juro!
Como que todo eso hace que se nos antoje hacer cosas
que pensamos son normales porque vemos en programas,
películas y videos (escuchamos en canciones de ésas horribles)
o leemos en blogs o en el face y twitter que los demás dicen que lo hacen,
pues bien tontitas... ¡ahí vamos como borregos
haciendo cosas sin siquiera detenernos a pensar!

Por eso cuando mi mamá en la casa,
antes de ir a dormir
(aunque eso no se lo cuento a nadie
porque no quiero que se burlen de mí
diciéndome que mi mamá me trata todavía como chiquita)
siempre me da la bendición y después de dar gracias y rezar,
me habla mucho y me da muchos consejos,
yo sé que tiene razón:
sé que lo hace porque no quiere que yo sufra
por haber ignorado lo que con tanto amor siempre me aconseja
ya que lo único que ella quiere,
es que yo tenga la oportunidad de vivir conforme a mi edad;
de hacer las cosas que cada etapa de mi vida debe vivir
y que no por una "calentura",
pierda yo la oportunidad de estudiar lo que quiero...

Ahhh, porque yo  me quiero ir a estudiar a Europa
(todavía no sé bien qué... pero algo de idiomas o comercio)
y viajar y viajar para conocer mucha gente
y países y culturas... ¡y tantas otras cosas más!

Por eso sé que mi mamá
cuando me dice:
"ahí viene mi Redanpinc", jajajaj
(¡porque lo dice así, seguidito
y la verdad me da mucha risa!)
valoro mucho tener a mi mamá que me ama
y se preocupa tanto por mis hermanitos
y por mí y le agradezco mucho a Papá Diosito
que me haya dado esa mamá que se preocupa
y me aconseja aunque a veces,
hasta le haga yo caritas de fastidio.

Y bueno...
ya me tengo que ir,
porque debo ayudar a mi mamá con la cena...
pero mañana será otro día
en que también, la vida seguirá siendo por ahora
(y espero que por mucho tiempo, la verdad)
así: ROJO y ROSA o Red and Pink...
¡o sea... hermosa para mí!




Publicar un comentario