Buscar este blog

martes, 3 de enero de 2012

El retrato de un sorprendido niño...





Child Portrait
Cuba Gallery




El pequeño niño sorprendido se veía así mismo;
la imagen, ciertamente, era la que él veía día con día...
sin embargo, algo en ella en esta ocasión
era totalmente diferente.

Se veía un poquito distorsionado;
muy sorprendido, 
el pequeño niño no entendía el por qué
de que su propia imagen ahora fuera totalmente distinta
a lo que sus ojitos cada mañana veían.

Pero lo que más le maravillaba
era precisamente verse él,
diferente en algo
(sin saber exactamente qué o en qué consistía
tal situación o cuestión)
distinto...
algo que no sabía cómo ocurría
pero que hacía que lo que el reflejo le mostraba
le gustara ¡y mucho!

Posando sus manitas 
frente de sí,
tenía toda la intención de ver si la imagen
hacía todo cuanto él también efectuaba.

Sonrió con alegría...
nuevamente volvió a sonreir 
moviendo su cabeza de lado
y luego meciéndose hacia ambos laterales
de su pequeño cuerpecito...
estuvo así por varios minutos 
observándose atentamente.

Parecía que nada ni nadie
podría en un momento dado,
quitarlo de ahí;
incluso, su madre -quien a lo lejos observaba
sumamente divertida la escena-
ya había hecho el intento de hablarle
para que se fueran a casa.

Pero no.
Nada.
El niño y su reflejo seguían pegados
el uno al otro al través de sus pequeñas manos.

Solamente la voz amorosa de su madre
utilizando una palabra mágica
logró que la criatura
pudiera voltear sacándolo de su ensimismamiento:
"Hectorcito... ¿quieres helado, mi amor?"...

Y Héctor
(que era el nombre de nuestro protagonista
del encantamiento de su propio reflejo)
volteó de inmediato
soltando su propia imagen.

Salió corriendo con tal apresuramiento
que se olvidó de lo que minutos antes
había captado toda su inocente atención:
la imagen suya en un reflejo que no del todo igual,
sí lo más fiel posible a un niño sorprendido
de observar su propio retrato de agua
frente de sí para contar su propia historia
de vida, de travesuras, de sueños...
¡y de deliciosos helados!






Publicar un comentario