Buscar este blog

sábado, 4 de febrero de 2012

E irremediablemente... la vida





MIND JOURNEYS
Fotografía de Stella S.




La vertiginosidad con que viaja nuestra mente
nos hace volar de inmediato hacia nuevos mundos
y otras dimensiones donde lo increíble e inesperado,
se vuelve mágico y hasta cotidiano.


La otra ocasión me sucedió así:
(y sinceramente, no ha sido la única vez
porque más de lo que yo quisiera,
se ha vuelto como algo habitual)


Cerré por unos instantes los ojos
ya que el cansancio me estaba dominando por completo...
y cuando el parpadeo involuntario 
-como un acto reflejo, finalmente-
me obligó a despabilarme,
me sentí ante el inicio de alguna situación extraordinaria.


Extraordinaria, no por fantástica 
o genialmente espectacular, no.


Extraordinaria en el sentido concreto 
de comenzar a experimentar sensaciones ya vividas
mas no totalmente asumidas como propias
o pertenecientes al corazón y la existencia.


Me sentí en el umbral de un azulado paisaje;
era de tono tan impresionantemente azul...
que me sentía en el medio de la ultramar
que apenas iniciaba y que -parecía- jamás terminaba.


Yo veía a la persona que se vislumbraba ahí, a lo lejos.


La persona, creo, no era otra sino yo;
mis pensamientos volaban a la par de los suyos
porque finalmente eran los mismos...
¡qué paradoja!


Pero finalmente...
pareciera que, el mensaje que intentaba descifrar,
no era otro sino uno simple y llano:
vive la vida según tu sentir, pensar y existir...


Noche a noche, 
después de esa ocasión...
el sueño se volvió una escena recurrente y familiar:
yo viéndome al frente,
perdida en la profunda inmensidad del eterno azul del mar.


Y una y otra vez...
sentía la necesidad de calmar mi ansiedad e incertidumbre
observando la calidez y tibieza que, si no sentía,
sí percibía al través de mis emociones
y de mis sentidos a cada momento en que estaba ahí
viéndome a mí parada frente a la mar.


Quizá no haya desentrañado -en realidad-
el motivo de tal sueño...
sin embargo, lo que sí creo y asumo,
es que esa mágica visión me presenta lo que soy
y lo que puedo ser...
día a día y noche a noche...
en que inevitablemente la vida me cuestione o me haga dudar
mira trato de concentrarme para tomar la decisión adecuada,
pensando en la relajante calma de esa vista de mí frente al mar.







Publicar un comentario