Buscar este blog

lunes, 30 de julio de 2012

El beso furtivo...




O
That's me...

Fotografía de 
Delia Hernández Miranda



Cuando  despertaba del pesado sueño,
una especie de sensación extraña
le invadía los labios aún dormidos:
sí...
alguien se había atrevido,
finalmente...
a probar de esa boca carnosa,
el anhelado beso furtivo.
Y sin saber cómo,
la mujer deseó volver al ensoñamiento 
que le permitió deleitarse 
con el sabor de lo tan profundamente prohibido.



Publicar un comentario