Buscar este blog

viernes, 21 de septiembre de 2012

SE VALE SOÑAR...




Fotografía:
Google Imágenes




...Y se vale soñar más cuando dos espíritus tan distantes,
tan lejanos, tan diferentes a la par de afines, 
comulgan por igual en cosas, gustos, bromas y sueños compartidos...

¿Cuándo será el día en que ambos seres etéreos de morada eterna
en la vívida imaginación,
se mirasen por fin, 
cara a cara, poco a poco...
donde un hálito de vida terrenal, 
les diese cual celestial culminación
un proyecto de vida real,
de existencia plena en un juego eterno de compartires
y sentires al unísono...?

El soplo de vida nos retorna a la realidad absurda 
de una intercomunicación vinculada a circuitos y microchips,
en donde el lazo indestuctible, indefectible y eterno,
sea un simple computador...
y la permanencia absoluta de ése nexo tan cuidado,
tan anhelado, tan protegido y tan deseado...
se regirá en el devenir, 
hasta que una falla en el suministro de energía
los separe para siempre.

Triste y cruel destino...
los amantes cibernéticos asidos por toda la eternidad
a un simple chispazo generador...
a un sistema virtual de signos, 
de códigos, de nomenclaturas llamadas "nicknames"...
mientras, en lo profundo de los corazones, 
todavía hay restos de la civilización perdida...
más primitiva, más sensitiva y receptiva
que no evolucionó a la par de la tecnología, 
telemática, la cibernética y robótica...
seres que todavía... 
entre las sombras y el sigilo,
se atreven a vibrar con la evocación del otro soñado...
del otro deseado...
del otro anhelado... 
mas condenados están a vivir sus sueños
al cobijo de la nocturna soledad...

Sin decir, sin hablar, sin mirar...
sólo sintiendo e imaginando qué sería si cuando menos,
les fuese permitido por un mágico instante...
un hermoso y satisfactorio hubiera de dos,
en lugar de un nostálgico, impotente e individualizado ojalá...
que sólo y por sí mismo,
condenado está a la no existencia...
a la no transcendencia a que pertenecen aquéllos...
rutinarios y mediatizados,
amantes cibernéticos...



Texto original publicado
el 30 de julio  del año 2002
en  "Hojas Sueltas", edición gratuita 
de Comunidad Morelos. Orizaba.

Publicar un comentario