Buscar este blog

domingo, 18 de noviembre de 2012

La puerta azul...




CHEFCHAOUEN
Fotografía de Reibai



De un intenso y profundo azul
es que estaba pintada la puerta aquella.

De un intenso y azul profundo,
como la infinitud de la existencia...
de la permanencia misma
del sentimiento,
de la sensación,
de la emoción
y de la vida misma
ante la inefable razón...

De un intenso y profundo azul
-hasta que tenga que ser
y por mucha que no se deseara
ni por mucho que la humanidad
cambie o deje de querer ser
o deje de querer sentir
incluso, de percibir...
es que seguirá,
inevitablemente,
pintada la puerta aquélla.


Publicar un comentario