Buscar este blog

martes, 11 de diciembre de 2012

SIETE SILLAS AL EXILIO... (Texto inspirado en una fotografía de SAÚL LANDELL)...



Siete sillas al exilio...

¿Qué significaba esa imagen tan vívida pero tan cruda
a los ojos del hombre y más aún, ante el trémulo corazón?

El consejo de ancianos había predicho que,
si siete sillas quedaban vacías,
el resto de los pobladores del ancentral lugar,
quedaríanse sin presente y, por ende,
sin futuro alguno para elucubrar sueños
o morir en la esperanza de algún día alcanzarlos.

Nuevamente la imagen sobrecogedora
invadió la mente y los corazones de todos cuantos ahí,
reunidos, se encontraban.

El exilio del alma y del ser llegó...
sin avisar y dejándolos sin presente
y sin mañana de tajo.

Así.

Sin más.

Los siete pecados
se encontraban ahí entre todos...
ése era el terrible significado de las siete sillas vacías,
como vacío estaba el espíritu del hombre
cuya soberbia, lujuria, gula, avaricia, ira, pereza y envidia
se habían apoderado del tiempo y de la fé en el hombre mismo.

Los pobladores comenzaron a abrazarse unos a otros...
si habían de fenecer, que el fin de su existencia les tomase así...
abrazados, con la poca calidez y esperanza que les quedaba
pero con fé en el abrazo protector que pronto les daría descanso eterno,
por la sentencia divina que, a fuerza de sentirse omnipotentes,
había de cumplirse tristemente para toda la humanidad.

Sin presente no hay futuro...
y sin futuro, la vida no sería más.




VISITA LA GALERÍA DE SAÚL LANDELL EN FLICKR:
http://www.flickr.com/photos/saul_landell/


Publicar un comentario