Buscar este blog

viernes, 17 de mayo de 2013

Con la esperanza de su llegada...




Waiting for someone
Fotografía de Ninja Nan





Lo mismo.

Otro día más y la misma inquietud al interior.

El joven con la esperanza en el corazón
(y con la intensidad en su mirada)
continuaba expectante y lleno de incertidumbre ahí...
justo ahí como en los últimos días,
se le veía esperar pacientemente.

De tiempo atrás
(aunque la señora que vivía en el último departamento
decía que no eran días sino muchas muchas semanas ya)...
el enamorado joven permanecía estoico ahí.
Sin hablar con nadie...
viendo cada hora -religiosamente y sin fallar-
el reloj de pulso en su mano derecha
como tratando de dar tiempo al tiempo
o de encontrar justificación a lo que no se puede justificar.

Nada.
De nuevo nada.

Y otro día y nada.
Y otra semana y tristemente, nada.

Lo mismo otra vez...
invariablemente,
una y otra vez.

La gente que ya lo sentía como parte del escenario callejero,
únicamente se miraba entre sí,
negando y moviendo la cabeza
como diciendo "... ahhhh, muchacho"...
y continuaba su camino sin decirle nada
y esbozando una sonrisa a medias 
(que contenía en el fondo,
algo de tristeza infinita)...

Y sin embargo,
él permanecía ahí.
Callado y con el corazón estrujado;
con el cielo por testigo
y el anochecer como acompañante.

Una vez más,
quedaba solitario viendo al horizonte,
así... 
expectante y silente, 
con la esperanza de su llegada.



Publicar un comentario