Buscar este blog

miércoles, 17 de julio de 2013

LADYBUG...





Sin título
Fotografía: the mr. gnu





Y la hermosa y rara manchita roja,
estaba de nueva cuenta,
posada sobre la palma de mi mano.

Caminaba sin parar
como nerviosa y resuelta.

Y otra vez, 
sin que yo pudiese hacer algo,
recorría el espacio reducido
-para mí, por supuesto-
pero, doy por hecho,
inmenso para ella.

Sí...
Era una bella catarina
(o mariquita, como en los países
de habla hispana, solemos llamarles).

Y,
una y otra vez...
yo embelesado,
veía cómo se movía incensante...
como queriendo decirme que la vida es así
y que yo, tampoco debía estar estático.



Publicar un comentario