Buscar este blog

viernes, 20 de septiembre de 2013

La vida enseña...




Fotografía:
the mr. gnu




Caminado por la solitaria calle
el hombre, tan absorto como distraído,
de vez en vez levantaba el rostro...
quizá para verificar por dónde andaba
o quizá para cerciorarse de ir
hacia la dirección correcta.

Las cosas que, mientras caminaba,
iba repensado y repasando en su mente
tan llena de mil ideas,
de millones de palabras,
de cientos de conceptos...
o de planes, 
de proyectos y de anhelos...
le abrumaban de repente,
al sentir que todos se le presentaban
de manera golpeada e invasiva.

Errores... muchos.
Atinos, también innumerables.

¿Experiencias?...
¡Todas las habidas 
y por haber!

La vida enseña.
Sí.
Siempre deja lecciones de vida misma
o de aprendizaje en cada acción o palabra
que se dice o que se deja de mencionar.

Corriendo...
En lugar de caminar
ya iba corriendo.

Era demasiado tarde para la cita
y de esa reunión,
dependían tantas cosas...
¡tantas!

Y sin embargo,
a pesar de repasar la exposición
una y otra vez...
no podía dejar de percatarse 
de que su mente
-de que su interior-
estaba viviendo una especie de dualidad;
una encrucijada que le ubicaba
en un discernimiento definitivo
y definitorio en el curso 
de las acciones que debería asumir
y por ende, ejecutar.

Mas...
no obstante lo apresurado de su paso
y de lo decisivo de su reunión de trabajo...
seguía con ese pensamiento rondando
en su cabeza, escuchando voces al interior
como queriendo hacerse presentes
indicándole no el qué hacer...
sino el cómo hacerlo.

En fin.
Siguiendo su camino
dubitativo y sin tener muy clara
la toma de decisiones que tomar...
lo único cierto es que musitaba
para sus adentros:
sí...
la vida enseña...
finalmente y en forma definitiva,
la vida sabiamente,
enseña.







TE INVITO A VISITAR LA GALERÍA DE FOTOS DE THE MR. GNU:



Publicar un comentario