Buscar este blog

viernes, 11 de octubre de 2013

Un día como hoy...




Fotografía: 
Google Imágenes
(National Geographic Photos&Images)




Un día como hoy decidí ser felíz.

Un día como hoy,
me dí cuenta de que las cosas
siempre suceden por algo.

Un día como hoy,
aprendí que, por tristes
o sumamente difíciles
que se nos presenten las circunstancias,
en nuestra vida,
siempre hay y habrá alternativas.

Un día como hoy,
finalmente me percaté
de que la felicidad no radica 
en lo que reciba de otros,
sino en lo que yo construya al interior
y que, a su vez,
pueda yo brindar a los demás
sin esperar nada a cambio,
exceptuando una enorme sonrisa.

Y sí...
un día como hoy,
decidí,
después de tantas y tantas cosas,
a ser definitivamente 
y para siempre,
felíz...
¡inmensa y profundamente felíz!



Publicar un comentario