Buscar este blog

lunes, 17 de febrero de 2014

El murmullo de la caracola...




Fotografía:
Google Imágenes



Con suavidad y delicadeza,
el pequeño niño tomó una vez más
la hermosa caracola que,
frente a sus pequeños pies,
se encontrase sorpresivamene
en su paseo de aquél día por la playa.

Sí...
era maravilloso;
la abuela tenía razón:
el murmullo de la caracola
le hacía sentirse nuevamente en casa.




Publicar un comentario