Buscar este blog

martes, 11 de febrero de 2014

Los candados...




Key of Life
Fotografía: Kleemass
(Dariusz Klimczac)






Se sucedían uno a otro.

Los candados que aparecían,
uno a uno, 
se posaban pesada y mecánicamente
en esa tierra árida y angustiosa.

Recuerdos y asuntos no concluidos.

Sí.
Seguramente, eso debían significar;
esa recurrente sensación
-misma que se había estado reviviendo
cada noche de la tercera semana de cada mes
de los últimos 5 años-
no podía haber llegado más puntual.

Justo al momento de comenzar a conciliar el sueño,
la visión de un desértico e interminable paraje
se posicionaba así...
totalmente impasible e inamovible.

Los candados,
caían como del cielo
(si es que había un cielo que los dejara caer)
para cimbrar por completo la polvosa superficie
que esperaba pacientemente,
a que llegaran como era habitual.

Sin etiquetas.
Sin títulos.
Sin remordimientos.

Simplemente me esperaba otra noche
en vigilia...
esperando a que el último de los candados
sellara,
finalmente...
 mi atribulada existencia.


Publicar un comentario