Buscar este blog

viernes, 21 de febrero de 2014

Una caricia al corazón...





Angels 
(martaraff)






Lejos de quedarse callado,
el necio corazón deseaba seguir latiendo
fuerte, fuerte...
de manera sonora y abrupta, 
como para hacerse escuchar
y, principalmente,
sentir en el cristalino corazón amado.

No había otra cosa más que hacer:
lanzar un suspiro al viento...
-sí, tal vez sí fuese la mejor idea-
mismo que se fusionara con la brisa suave
de las primeras horas de la mañana
para así...
lograr que sus enamorados latidos,
se posaran, cual caricia tierna y dulce,
en el corazón tan anhelado.

Y así...
el necio y tan enamorado corazón,
sintióse felíz y reconfortado
por haber logrado
después de infinidad de latidos...
su tan preciado 
y vehemente deseo.



Publicar un comentario