Buscar este blog

lunes, 3 de marzo de 2014

Cuando el sol se esconde...






Hiding Sun
Fotografía de Puken






Me gustan los atardeceres.
Pienso que cada vez que el sol se esconde,
algo nuevo habrá tras ésa cortina dorada
que se posa sobre el mar.

No sé...

Es una sensación indescriptible pero hermosa
la que, una y otra vez, 
hace que mi cuerpo vibre completamente
al percibir ésa cálida visión cobrizada
hacia lo lejos del horizonte.

Quizá imagino tu abrazo suave y tibio
rodeando mi cuerpo
con la mirada perdida hacia el infinito...
No sé.

En verdad que no lo sé.
Pienso...
Siento que quizá,
si pudiese robarme un pedacito de cielo
de ese lienzo naranja, rosa y dorado...
podría tal vez,
sentir tus besos sobre mi pálido rostro 
haciéndome saber que aún cuando lejos,
sigues aquí conmigo y dentro de mí.

Cuando el sol se esconde
sonrío...
a pesar de lo difícil de la vida,
¿sabes?
Porque imagino que
muy pronto (tal vez)...
seas tú el que me abrace
y no únicamente sea el sol
con sus dorados rayos de esperanza,
posándose en las tibias y cálidas aguas 
del eterno mar de mis sueños...
haciendo que, en una caricia profunda,
pueda yo finalmente ser, vivir... existir.






Publicar un comentario