Buscar este blog

martes, 20 de mayo de 2014

En una tarde como ésta...




Fotografía:
Kia Stachowiak







Suave y apacible...

La puesta de sol,
parecía no quererse ir,
así como 
-juraría-
tampoco nuestros
corazones,
dejarían jamás de amarse.

En una tarde como ésta,
te amé y te dí mi vida
por siempre...
en tan sólo
un pequeño respiro
de mi frágil corazón.




Publicar un comentario