Buscar este blog

jueves, 28 de agosto de 2014

Café con letras...




Fotografía:
Google Imágenes





De letras...
De amorosas y profusas letras
estaba llena la humeante tazá de café.

No importando si era sólo un café
-cuando por lo regular,
se espera siempre que sean dos
en vez de uno-...
la exquisita experiencia
era invaluable.

Resultaba tan gratificante
el disfrutar en solitario,
la maravillosa fusión de
este café...
¡Impensable 
pero absolutamente
deliciosa!
Que de repente...
mis sentidos quedaron totalmente
desvinculados de mi rutinaria actividad.


El amor...
La vida...
Las cotidianas cosas...
Todo quedaba atrás
cuando, en cada uno 
de los riquísimos sorbos
se paladeaba una letra y otra
y otra más...
formando un cúmulo inimaginable
de palabras que se sucedían
inevitablemente tras de sí.

Sí.
La historia de mi existir
habíase resumido en una aromática
taza de café.
Pero no un café cualquiera...
sino más bien,
el mejor café degustado en
todos los años de mi vida,
ahora, resumidos en ésa
inesperada,
antojable...
y amorosa taza
de mi café con letras.



Publicar un comentario