Buscar este blog

jueves, 23 de octubre de 2014

Cuéntame aquélla historia...



Tell me that story
Fotografía:




La vívida mirada
nuevamente se posó
en el rostro apesadumbrado.

"Cuéntame...
Dime, por favor."

(Se escuchó como eco
la recurrente petición
del dulce niño
ante la mirada enternecida
de la joven madre).

"Cuéntame aquélla historia,
sí...
Aquélla, mamita...
donde papá y tú 
se conocieron
y decidieron estar
juntos y para siempre."

Y,
como cada día y cada noche,
la amorosa madre
-acariciando la cabecita
de su pequeño hijo-
inició con su historia,
aquélla que 
años atrás 
con cariñosa tristeza,
inventara para el chiquito aquél
construyendo un mundo imaginario
donde un hombre bueno
la amaba infinitamente
hasta el día en que,
sin saber cómo ni por qué,
dejó de ser en su vida
sin darse por enterado
de que a pocos meses,
se convertiría en padre...

...

Y una vez más;
como cada día transcurrido
entre la añorante madre
y el pedacito de vida
dormido en su regazo,
la noche llegó cobijando
el amor más puro, grande
e incondicional
que puede existir:
el de un pequeño hijo 
y su amorosa madre.



Publicar un comentario