Buscar este blog

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Sólo siluetas...




Silhouettes



Se alejaban.

Entre más deseaba yo verlas,
más lejanas se hacían
con cada paso
y a cada instante transcurrido.

Se iban.

Y yo sin poder hacer nada...
¡Nada...!

Gritaba...
Les imploraba...
Pero no,
tal parecía como si no me escuchasen
(o no quisieran hacerlo).

Desaparecieron.
Así...
Tal y como aparecieron ante mí
y como las otras tantas y tantas
-entre miles y miles que ví-
se fueron...
se desvanecieron a la distancia
dejándome sola con mi impotencia
y mi enorme y triste frustración.

Otro día...
Otro año...
Nuevamente otra y otra vida.

Jamás nadie repararía
en un pequeño espíritu diáfano 
e inmaterial como el mío...
porque al menos, 
yo veía siluetas pero ellos,
no...
ellos no podían ver nada...
¡Nada!