Buscar este blog

lunes, 5 de octubre de 2015

EPITAFIO...




Epitaph
Fotografía de: 
Dream-traveler



Días tristes
de noches azules...

Ni una palabra
en la dura y sólida roca
se podía apreciar incluso,
sin mediar ningún tipo
de terrible distancia.

Sólo una imagen...
una dulce y cándida imagen
se hacía presente a manera
de sutil y atroz recordatorio.

Ésa sonrisa...
ésa tierna sonrisa
fué el más cruel epitafio
como para hacerme sentir
un eterno remordimiento
que jamás dejaría de atormentarme.

Perdóname...
¡perdóname!
(musité a gritos callados)...

Con mis manos en el agitado pecho,
lleno de dolor y angustia, 
corriendo torpemente, 
me fui incorporando para irme...
para despedirme por siempre,
sin atreverme a volver 
la vista atrás.



Publicar un comentario