Buscar este blog

miércoles, 19 de octubre de 2016

HORIZONTES LEJANOS...








Nuevamente en pie.

Aunque respiraba con dificultad,
el joven -entre la bruma matutina
y lo nutrido del trigal-
intentaba tranquilizar 
sus pensamientos.

Aspiró profundamente...
inhalando el aire frío
que se colaba cruento
por su cuerpo.

Miró al cielo
con determinación.

Estaba hecho.
Sí.
Totalmente decidido.

Y sin volver la vista más...
emprendió el viaje sin retorno
hacia un nuevo horizonte
no importando cuán lejano
se encontrase o tratase de llegar.





Publicar un comentario