Buscar este blog

martes, 1 de noviembre de 2016

LA ETERNA ESPERA...







Siempre era así.

Tras de la enigmática mirada,
había un dejo de tristeza...
Una nostalgia infinita 
tal vez extraña e invariablemente
indescriptible.

Repito siempre era así.

Bueno...
no siempre fue así.

Ésa expresión indefinida
y constante, 
con el fumar vehemente
y totalmente desinteresado,
se hizo presente después de ese día.

Cuando ella no estuvo...
cuando finalmente se fue.

Él se desdibujó por completo.

No importaba nada.
Nada.

Sólo la eterna espera
aguardando el momento último,
del anhelado reencuentro.



Publicar un comentario