Buscar este blog

martes, 15 de noviembre de 2016

LAPSUS VITAE...








La respiración agitada...

Dos pasos,
tres.

La mirada al infinito
y el corazón detenido
al compás del último 
hálito de vida.

Finalmente...

Un rictus.

El breve instante
entre la vida y la muerte,
había iniciado.



Publicar un comentario