Buscar este blog

viernes, 25 de noviembre de 2016

TERNURA...







Quizá bien cierto es;
la fuerza interior,
como bien lo acota OSCAR WILDE,
-el gran literato irlandés-
radica en algo tan sencillo y tan fácil
de asumir, transmitir y proyectar:
LA TERNURA.

Sí, porque ese estadio en que se
permite que la vulnerabilidad
se fusione con la entrega total,
hace que el ser sea aún mucho mejor
persona que antaño.

¿Y de qué manera proyectamos
esa bohonomía que si no, 
al través de las artes, 
de las letras o del amor?...

Sí... ésa gran fuerza interior
no puede ser otra cosa más que la bendita,
añorada y anhelada ternura.



Publicar un comentario