Buscar este blog

domingo, 11 de diciembre de 2016

Se fué con el viento...







Decidida...
la joven mujer miraba
sin un punto fijo hacia la distancia.

En dos o tres ocasiones,
se le vió respirar profundamente,
conteniendo algo que parecería
como un reclamo airado.

Sin embargo,
solamente se quedó así:
mirando con fijeza hacia 
el horizonte lejano.

Muy serena
(con los ojos secos
de tanto llorar 
en días y horas previos)
finalmente, 
repasó en su mente
-una y otra y otra vez-
para lo que tanto se había preparado...

Sí...
(dijo para sus adentros)

"Por fin, todo cuanto
había en mí,
se fué con el viento"...

Y bajando la triste mirada,
sonrió levemente sin
musitar más nada...


Publicar un comentario