Buscar este blog

jueves, 8 de diciembre de 2016

Tan sólo una señal...







Días y horas sin contar.

Ella dijo:
"Espera a que yo te busque"...

Mas el calendario se perdió
en su propia sucesión de días.

Resignado, el hombre
resolvió que,
si no tenía nada...
al menos, 
una pequeña señal,
la olvidaría por siempre.

De repente, una llamada..
y mil esperanzas.
¡Tan sólo una señal
era lo que había estado esperando!

Y felíz, decidió que
había valido la pena,
esperar sin medida...


Publicar un comentario