Buscar este blog

viernes, 1 de julio de 2016

LOS SONOROS ECOS DE TU AUSENCIA...




***




Miro al vacío...
la inmensidad me abruma
y la oquedad en mi ser
se fusionan con la
desesperanza de mi alma.

¿Es vida seguir así?

No.
Mas, 
no sabría si terminar.
Si ser tajante.
Si finalmente, 
desistir.

----

Suena el teléfono...

Y mi pecho cálido
se estremece;
nuevamente tu ausencia
se vivifica en esperanzadores
sonidos a la distancia

----

Sí.

Te seguiré esperando
aunque 
los sonoros ecos de tu ausencia
me taladren el corazón,
de vez en cuando.