Buscar este blog

jueves, 16 de marzo de 2017

COMPLICIDAD...






La sonrisa lo decía todo:
Más que amorosos amantes,
ellos eran cómplices.

Se advertía en su gesto travieso
y en su mirada profunda.

Porque efectivamente:
Más que el amor,
lo que realmente les unía 
era su íntima y eterna conexión 
del alma...


Publicar un comentario