Buscar este blog

martes, 7 de marzo de 2017

NOCTURNAL...






Ochenta y dos ayeres
envueltos en primaveras lejanas...

Anhelos contenidos en vidas
ya vividas
y sabiduría certera
por la aspiracional experiencia.

Sentado ahí...
elucubrando un nocturnal pensamiento,
el hombre de platinada cabellera
respiraba cansinamente.

Una y otra vez... y cerrando los ojos 
(como si fuese un acto difícil de realizar)
sonreía para sus adentros,
agradeciendo una noche más
de maravillosa vida por disfrutar.



Publicar un comentario en la entrada