Buscar este blog

sábado, 20 de mayo de 2017

MISTERIO...





Borges, nuevamente...
nos ofrece su puntual apreciación
dentro de lo que su filosófico pensamiento
ubica y asume como BELLEZA.

Efectivamente, es un concepto tan abstracto
como misterioso... 
De hecho, más que concepto
factual, es una percepción 
que se desprende incluso,
de aspectos tan subjetivos 
como la cultura, los aspectos
familiares, de costumbres 
(usos y tradiciones)...
geográficos y sociopolíticos, 
en fin.

Una larga lista de puntos que evidentemente,
influyen en la proyección incluso ahora, publicitaria 
y mercadológica para, efectivamente, al través
del uso y manipulación de los cánones actuales
de la belleza, vender no únicamente productos o 
servicios, sino lo más inquietante aún, 
vender conceptos, 
vender ideas a los niños y jóvenes 
(y la sociedad en general)
específicamente de lo que sí es considerado 
bello (o no, según el caso), ante lo que no corresponde
a esos estándares preestablecido comercial y socialmente
asumidos como únicos y verdaderos.

De todas formas, yo los invito a quedarnos
con el simple hecho de que la belleza es algo
totalmente intangible porque depende 
de la sensación de armonía
no únicamente estética, sino de 
armónica sensación al interior
que la imagen de una persona, 
un paisaje, un momento,
una vivencia o un algo maravilloso...
nos provoque y nos impregne 
hasta el grado de significarse 
en una evocación futura
que nos llene profundamente los sentidos 
y nos simbolice completamente el alma.



Publicar un comentario