Buscar este blog

jueves, 12 de septiembre de 2019

SUEÑOS Y SORBOS...




Fotografía:
PEXELS



Sinceramente, no me importa.
Otra vez, me escubullo hacia mis pensamientos;
la gente a mi alrededor me dice que si estoy loca.

No.
Sí... a veces.
¿Quizá siempre?...
Realmente creo que es mi estadio mental habitual.

Dispersa...
Es la palabra que la psicóloga le dice a mi madre
todo el tiempo acerca de mi personalidad
y principalmente, mi forma de ser y de actuar.

Bueno. Pues dispersa seré.
En fin...

Lo único que sé
-a ciencia cierta- es que soy feliz.
¡Feliz con mis pensamientos, mis sueños
y también con todos mis anhelos!

Así que, de poquito en poquito,
mis sueños me los bebo uno a uno...
sorbito a sorbito,
deseando que este día sea tan maravilloso
como todos los días en que me sumerjo
en mi onírica y desconectada vida.



martes, 27 de agosto de 2019

Súbitamente...



Fotografía:
Pexels



Y de repente fué así.

De súbito y sin saber...
tú ya estabas ahí.

Y la vida comenzó 
nuevamente...
porque todo era contigo
y porque nada era sin tí.


miércoles, 14 de agosto de 2019

¡Esto es la vida misma!...




Fotografía:
Google Imágenes




Ha sido un arduo y extenuante día.
¡Pero me siento tan plena...!
El sol brillante -y vibrante-
parecía sonreír como en una añeja complicidad.

Los recuerdos...
Las vivencias y las anécdotas que,
con el sacar fotografías, libros antiguos;
cartas, escritos y alguno que otro manuscrito,
iba surgiendo imparable e incuestionablemente
nos hacían esbozar una sonrisa totalmente
ingenua... ¡como de niñez temprana!

La maravillosa vida que teníamos ante nosotros
con el recorrer imágenes...
con el visualizar rostros de antaño
y amores del ayer,
nos hacían volcar el corazón de forma indescriptible.

¡Esto es la vida misma!
La vida en una fotografía.
La vida en unas letras...
La vida en una canción incompleta
surgida de romances de adolescencia
o de adultez inesperada.

¿Cuánto de nosotros ha quedado ahí para siempre?
No sabría explicarlo mas, sé que mucho de ello,
seguirá siendo parte de nuestros más caros anhelos
de revivir tiempos añosos,
llenos de felicidad absoluta...




miércoles, 17 de julio de 2019

MARE NOSTRUM...






Una vez más frente a tí.
Me avasalla una lucha interna:
mis emociones entran en conflicto...

Me encanta verte mas,
me aterra no saber qué hay dentro de tí.

Mi abstracción se vuelve obsesión.

Quisiera sentir...
Saber qué es que tus entrañas me devoren.
Me engullan por completo.

Pero me da miedo.
Mucho miedo...

Y prefiero seguirte viendo de lejos;
sin sentirte...
sin tocarte...
si que humedezcas cada poro de mi piel.
Aquélla piel virginal que espera por tí.

Que sabe que,
el día que tenga que ser...
moriré en tí...
adentrándome en tu vorágine,
para que jamás nada ni nadie
sepa ya de mí.


domingo, 7 de julio de 2019

¿Domingo de futbol...?




Fotografía:
Google Imágenes



Me levanto super feliz...
Es domingo y seguramente,
mi esposo y yo saldremos y pasaremos
un grandioso día.
¡Al fin solos porque los niños
están con los abuelos!

Sonrío para mis adentros
y comienzo a pensar qué ropa me pondré,
aunque...no lo veo a mi lado,
ni en la recámara (o en la cama,
según se sienta de cansado o animado)...

¡No importa!
Nada me detiene...
¡yq que quiero darle la sorpresa de estar 
muy bonita y ya lista para irnos a desayunar
a un lugar agradable y en donde podamos
platicar de las cosas nuestras!

Cuando finalmente voy bajando las escaleras,
un sonido me estremece y me aterroriza 
por completo:
¡Escucho la narración de un partido de futbol!
Nooooo...
¡No puede ser!

¡Olvidé por completo que hoy será día de partidos
porque la final del Futbol estaba programada
para esta fecha!

Toda frustrada y con el corazón encogido,
me acerco a mi marido que, 
como todo buen hombre...
¡está a los gritos disfrutando como niño
cada jugada y cada acercamiento del balón
a las porterías!

Sinceramente, me enternece la escena:
De verdad, es como un niño grande...
Tan contento... 
Tan feliz y tan genuino en sus expresiones,
en su sufrimiento al ver que su maravilloso equipo,
va perdiendo como siempre, ja...

Pero eso no le importa; 
él sigue con su frenético apasionamiento que le 
brinda una catarsis para lo difícil de la semana 
en su trabajo y en las cosas cotidianas.

Y yo...
tan hermosa para él (y tan hambrienta porque ya
es tarde y aún no desayunamos)...
Respiro profundamente.
Lo veo y me sonrío...

Me acerco a él y le digo:
¡Buenos días, mi amor! Dándole un cariñoso beso
(que no toma en cuenta porque me pide me haga
a un lado ya que no lo dejo ver el penalty que se 
cobrará en ese instante)...

Pero no importa; lo veo feliz y yo soy feliz.

Eso es todo.

Y me dispongo a quitarme mis tacones para, ya 
con mis pantuflas puestas, comenzar a preparar 
nuestro desayuno y compartir los gritos, 
las frustraciones, quejas y alegrías de mi esposo,
y disfrutar con él, algo tan simple y elemental
como un partido de futbol.

Y yo creo que ese pequeño y amoroso sacrificio...
¡bien que él lo vale!






martes, 26 de febrero de 2019

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, QUERIDOS AMIGOS!






Escribir siempre es un reto.
Pero un reto aún mayor, es lograr
que la gentileza de sus visitas y lectura a mis letras,
sea así, tan generosa como amable, 
queridos amigos.

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS
POR LOS 200 SEGUIDORES 
EN LA COMUNIDAD
DE FACEBOOK 
Y LAS 850,113 VISITAS 
REGISTRADAS EN EL BLOG!

¡Un enorme abrazo!


martes, 8 de enero de 2019

2019: A NEW BEGINNING... A NEW LIFE!!!!



Fotografía:
Carles Rabada



Look around...
Smell the fresh air.

Look around again.

Smile and take a breath...

Close your eyes very softly and then,
you'll feel a little kind of warm embrace
in your heart...
in your soul...
in your thoughts.

It's a new year.
A new beginning...

A new chance to enjoy your life...
To be free.
To be happy!


viernes, 16 de noviembre de 2018

El humo de un cigarro...







Desde muy niña me he preguntado
el por qué el humo de un cigarro,
en ocasiones se vuelve tan interesante...
Tan misterioso...
Tan lleno de una incierta duda;
de presagio, de añoranza...
no sé.

De mil sensaciones conjuntas.

Y sí.
Esas sensaciones me llevan 
indefectiblemente a mi niñez.
Recuerdo a mis tíos  (y mis padres)
en casa de mi abuela;
todas las fiestas, domingos y navidades.
Todos en torno a una mesa fumando...
Invariablemente fumando y jugando cartas.

Mi abuela, 
con sus cigarros mentolados
y sus monedas para apostar "de a peso"
cada jugada, 
entre risas y comentarios
de todos mis tíos y mis padres ahí reunidos
sin que hubiese tiempo
ni confrontaciones.

Solamente cartas y cigarros.
Y humo.
Mucho humo...
Invadiendo todo el comedor
y a todos los niños ahí presentes.

Es parte de mi infancia, ¿sabes?
Es un tiempo ido lleno de añoranzas;
de cariñosos recuerdos que se confunden
ya, al paso del tiempo cuando ahora,
los otrora niños, 
ya somos padres con hijos adultos.

(Ahhh, y uno que otro abuelo también).

La vida es así.
No sabes cuánto puede significar
el oloroso recuerdo de esas tardes en que,
los niños jugábamos, nos contábamos cuentos
o simplemente, platicábamos mientras
algunos otros leían historietas de antaño,
en tanto nuestros padres y tíos,
seguían el ritmo del juego de cartas 
de nuestra querida abuela
en torno al humo de su mentolado 
y enigmático cigarro.




miércoles, 7 de noviembre de 2018

Si mis letras...




Delia Hernández (2018)




Si mis letras fuesen eternas...

La infinitud bastaría para saciar
el vacío y la oquedad de tu
ausencia.

Sin mirar...
Sin decir...
Sin explicar.

Sólo mis letras.
Sólo la nada.